Colecciones


DETALLE DEL LIBRO

EN VOZ CONFIO

ANDRES RODRIGUEZ FERREIRA


Año: 2016
ISBN: 9789588972619
Precio: $25,000
Existencia: 54

Visitas 519


Cuando se canta en coro, el ritmo cardíaco y el espíritu adquieren un sentido colectivo; una sensación de placidez recorre el grupo de una forma que solo el que lo ha experimentado lo puede entender. El CORO es un espacio de construcción colectiva trascendente, y una de las pocas --junto al teatro-- que el arte puede ofrecer; casi todas las restantes provienen de un ejercicio solitario. En los colectivos humanos que han logrado hacer de las prácticas corales ejes de inclusión social y formación musical básica, se respira un aire de grandeza humana, social y ética. La diferencia entre los países del primer mundo y los que no clasificamos ahí, no radica en los metros y autopistas, la riqueza o la violencia, no; estriba en lo que practican sus ciudadanos en su tiempo libre. Y en aquellos, entre otras cosas, se canta en coro: en la iglesia, en el barrio, en la escuela y la universidad, en el club o en la empresa. No se le ruega a nadie para que asista cumplidamente a ensayo, que llegue a tiempo, que traiga sus partituras.

Se ensaya con gusto, disciplina y entrega. No hay disculpas de viajes, partidos, clima, tráfico o influenza. El director de coros no oye prédicas diarias de excusas y disculpas para no asistir a la práctica o al ensayo. Cada uno de los coreutas se siente indispensable y no se permite imaginar el coro sin su presencia, sabe de su propia importancia como el violinista del cuarto atril. Como el percusionista que toca su triángulo únicamente en el tercer movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak: sin él, la obra pierde sentido. En el coro, el grandioso instrumento que nació conmigo, me impele a hacerme bueno con mi propia voz; entrenando ese órgano al lado de voces similares pero únicas e irrepetibles. Conjuntado a gente gustosa de ese bello oficio del canto coral, donde además de entrenar mi alma --como Platón sugería para desarrollar la sabiduría--, entreno el aparato fonatorio a través de la música coral. La grandeza del coro está en la voz de cada uno de sus coralistas, en cada nota entonada con fuerza y expresión; para lograr proporcionar un placer imperecedero tanto a quien la produce como a quien la escucha. Todo núcleo humano que canta, crece y se enriquece en la grandeza de un coro.